CONSTRUCCIÓN DE CARRETERAS

La construcción de carreteras conlleva a la realización de una superficie continua que permita que los vehículos puedan circular. El problema, es que normalmente hay que atravesar obstáculos geográficos y conseguir una pendiente suficiente.

La problemática existente en los diferentes tipos de terrenos: arenosos, arcillosos, inundables, inestables, puede llegar a ser un gran inconveniente a la hora de realizar el proyecto de construcción de una carretera.

Geoobolochka “GeoFRAM” es un producto geosintético tridimensional fabricado con poliéster, que se instala en las estructuras bases del terraplén de carreteras, formando parte de la explanada, mejorando la capacidad portante del suelo y la capacidad de carga de la carretera. Puede ser instalado en terrenos débiles y pantanosos, en suelos helados, zonas inundables, humedales, etc., permitiendo la construcción de carreteras, autovías, autopistas, caminos y todas las infraestructuras viales, en lugares con gran problemática, sobre todo relacionada con la inestabilidad del terreno.

Se trata de un material geosintético, fácil de transportar e instalar, que se rellena con áridos y se compacta, llegando a formar una estructura única, fiable y duradera, que divide al terreno en varias capas. Estos áridos no tienen que tener unas características concretas, pudiendo utilizar los mismos áridos existentes in situ, reduciendo por tanto los costes de ejecución de la obra. Este hecho provoca la reducción de la altura del terraplén, ya que no es necesario mejorar el terreno existente siendo casi indiferente si se trata de suelo inadecuado, tolerable, adecuado o seleccionado.

Distribuye uniformemente la carga puntual y vertical en toda la base del terraplén, limitando por tanto las deformaciones por desplazamiento del terreno como las irregularidades que en él se puedan producir, reduciendo la formación de surcos y roderas.

Su alta capacidad de filtración y drenaje, permite la retención y el mantenimiento de la matriz del suelo; permite la entrada y salida de agua, evitando la lixiviación del material.

En definitiva, nuestro material geosintético mejora significativamente la fiabilidad de la carretera y su vida útil, reduciendo las tareas de mantenimiento y reparación de las carreteras.

CONSTRUCCIÓN DE CARRETERAS DURADERAS Y DE ALTA RESISTENCIA

PASOS A SEGUIR PARA LA CONSTRUCCIÓN DE UNA CARRETERA

En el fotomontaje puede observar la construcción de una carretera en una zona arenosa con grandes problemas para su tránsito. Y se preguntará, ¿Será posible crear una carretera estable en dicha zona? Geoobolochka GeoFRAM es la solución para ello.

En primer lugar, debemos aplanar la base, para colocar posteriormente las estructuras tridimensionales de GeoFRAM. Estas estructuras se colocarán de modo secuencial y con el fin de mantener la forma de estas estructuras y facilitar su relleno, colocaremos en ellas un armazón metálico, que será extraído una vez tengamos GeoFRAM lleno con la arena. Una de las ventajas es que podemos utilizar la misma arena extraída para aplanar la base, esto nos ahorrará costes.

Seguidamente, pasamos a compactar esta base creada, para que la compactación sea efectiva, dependiendo del grosor de la capa utilizaremos máquinas compactadoras o compactadoras vibratorias manuales.

Una vez compactada la base, podemos explotar ya el camino, pero también podemos finalizarlo esparciendo grava en la parte superior o asfaltando la zona.

ESTABILIZACIÓN Y CONTROL DE LA EROSIÓN

REFUERZO DE LÍNEAS COSTERAS Y FLUVIALES

CONSTRUCCIÓN DE CAMPOS HÍPICOS Y DE GOLF