PLAYAS

La costa es la parte del continente que limita con el mar, concretamente a la franja de unión de las tierras emergidas con las sumergidas, con un paisaje inestable que se ve modificado por los procesos de erosión marina debidos al oleaje y mareas y por otros factores como el viento, el clima, la actividad biológica y la actividad humana.

Las mareas y las corrientes marinas son los principales factores de formación de costas, ya que producen la mayor parte de la energía que erosiona, transporta y deposita los sedimentos. Con desprendimientos y deslizamientos en acantilados y dunas de arena.

La erosión costera es más frecuente en las zonas con sedimento blando como las playas, que pueden verse bastante afectadas por el oleaje y las mareas y sufrir la pérdida masiva de arena. En definitiva, se considera a la erosión costera como la desintegración gradual y la eliminación de playas.

Aunque se trate de un proceso natural, debemos basarnos en que las playas constituyen uno de los mayores atractivos turísticos de una zona y un hábitat natural, es un grave problema tanto por la destrucción de construcciones existentes cercanas como estético, ya que además de la pérdida de playa, puede suponer dejar a la vista sistemas de tuberías de desagüe, por lo que requiere un mantenimiento constante que debe ser asumido por los organismos competentes.

Las soluciones más comunes para evitar este problema suelen ir encaminadas a la construcción de estructuras de refuerzo de las playas, como por ejemplo la siembra de vegetación en las dunas de arena, pero esto no es siempre posible y por ello hay que recurrir a soluciones de ingeniería, tales como construcción de arrecifes artificiales o paredes de rocas, pero el problema es que no son recomendadas para áreas en las que el carácter natural de la tierra es importante, ya que puede cambiar la apariencia. Además, la construcción de paredes de rocas puede suponer un trabajo muy laborioso además de costoso.

Proponemos aquí como alternativa, construir estas paredes, pero con la utilización de nuestros materiales geosintéticos, suponiendo por tanto una mayor facilidad en la ejecución de las obras, además de abaratar los costes y no suponer un impacto medio ambiental. Nuestro material Geoobolochka “GeoFRAM” se rellena con el propio árido existente in situ, en este caso la propia arena de la playa, sobre la cual se puede incluso sembrar vegetación.

PUERTOS

Los puertos pueden ser turísticos o pesqueros, pero ambos necesitan de construcciones diseñadas para la protección de los barcos atracados allí ante las condiciones climáticas.

Estas construcciones pueden ser: rompeolas, muelles, varaderos, etc.

El objetivo de la construcción de un rompeolas es establecer una zona de mar en calma donde las embarcaciones puedan ser amarradas con seguridad, por lo que el rompeolas debe ser resistente al impacto de las olas.

La construcción de un rompeolas de escollera con piedras supone un coste importante en materiales rocosos, maquinaria para el transporte y ejecución en sí del trabajo, además del mantenimiento que ello conlleva.

La utilización de los GEO-container “GeoBAG”, son la solución alternativa para la construcción de rompeolas, se trata de un material geosintético que se rellena con áridos varios, apilados y atados unos con otros, facilitando de esta forma la construcción del rompeolas, y abaratando los costes de la obra y proporcionando, además, una gran fiabilidad a la estructura.

La construcción de muelles y embarcaderos permiten el amarre de embarcaciones. Normalmente son constricciones realizadas con rocas de gran tamaño que suponen un coste elevado y una gran dificultad para la realización de la obra. Como sustitución a estos métodos tradicionales, y formando parte del cajón formado por los bloques de hormigón inmersos en el agua, proponemos la utilización de material geosintético, concretamente GEO-container “GeoBAG”, facilitando la realización de la obra y disminuyendo la necesidad de tanta maquinaria.

Los varaderos son lugares por donde entran y salen las embarcaciones. Normalmente, dentro del puerto se realizan rampas de hormigón con una superficie sólida y suave.

En sustitución al uso de rampas de hormigón, proponemos la utilización de nuestra estructura geosintética Geoobolochka “GeoFRAM” inyectable con hormigón, ejerciendo el mismo efecto, pero facilitando su construcción y disminuyendo los costes de ejecución y mantenimiento de la obra.